En la última década hemos sido testigos de cómo la industria de los videojuegos se ha asimilado y en algunos casos diría yo, superado a la industria del cine. Lejos de aquellos viejos pixeles ahora los videojuegos gozan de gráficos 3D cada vez más realistas y lo más importante de todo: argumentos cada vez más creativos y sólidos. En este sentido podemos hablar de lo que significó “SILENT HILL” en la industria de los videojuegos que se parecen a una superproducción de Hollywood.
De esta nueva generación de videojuegos haremos una reseña del que fue considerado el mejor juego del 2013: “BIOSHOCK INFINITE”.

“BIOSHOCK INFINITE” está basado en el juego “Project Icarus” y esta sería la tercera entrega de la saga BIOSHOCK aunque no se considera una secuela en lo que a argumento se refiere.

El juego transcurre en una Norteamérica del 1912. Todo comienza con nuestro protagonista de nombre “Booker DeWitt” un ex-agente gubernamental de la agencia PINKERTON trastornado por una pasado traumatico dirigiéndose en un bote hacia un faro en el cual iniciaremos nuestra extraña misión. Ya desde el principio del juego podemos sentir la atmósfera extraña y de misterio que lo envuelve todo. Poco a poco el juego nos va metiendo en el fabuloso argumento de la historia plagado de numerosos y extraños sucesos que al principio no seremos capaces de comprender. De pronto, cómo si fuera un sueño, nos encontraremos aterrizando en una ciudad celestial suspendida en las nuves llamada “Columbia”. Una especie de antigua (o moderna?) Nueva York paralela. Deberemos infiltrarnos en esta ciudad flotante y rescatar a una mujer llamada “Elizabeth”. Es aquí donde quedaremos boquiabiertos ante lo imponente de las panorámicas y las increíbles plataformas flotantes que soportan las construcciones urbanas. Al recorrer las calles contemplaremos los extraños mecanismos que se encuentran por doquier: artefactos que sabemos no existían en el 1900 pero parecen realmente haber existido por su lógica y estética característica de la época. Todo lo que sucede en este mundo parece ser un sueño increíble y ambiguo. Contemplaremos imágenes angelicales, templos religiosos y jardines paradisíacos de una sociedad teocrática gobernada por extraños “profetas” que ha simple vista parece haber llegado a algun punto máximo de civilización donde reina la paz y la belleza. Si bien parece que estamos en plena feria o festejo patrio la realidad es bastante distinta: Una guerra civil latente, extraños sucesos espacio temporales y una xenófoba ideología se esconden en los pilares fundacionales de esta extraña civilización.
Seremos testigos activos de como todo este hermoso universo se irá convirtiendo gradualmente, y a medida que vayamos cumpliendo las órdenes que nos han impartido, en una pesadilla angustiante. La música y los escenarios tomarán la forma de un misterioso juego de horror, en algunos momentos viviremos un verdadero estado de pánico. De pronto nos encontraremos en un juego realmente sangriento tratando de sobrevivir de cualquier forma del ataque de las fuerzas de seguridad y de las hordas de fanáticos religiosos.

EL JUEGO:
BIO SHOCK Se trata de un “FPS”, osea un juego de disparos de primera persona. Cómo los últimos títulos del género se juega mucho mejor con un simple teclado y un mouse. Cómo es obvio accederemos a todo tipo de armas para destrozar a nuestros enemigos, también contaremos con poderes y habilidades especiales como lanzar fuego, mover elementos y dominar a nuestros enemigos con la mente. Como una particularidad, el juego aporta la posibilidad de viajar a traves de diferentes sectores de la ciudad por medio de un sistema de rieles similares a una montaña rusa. El juego despliega gráficos imponentes con una estética hermosa / horrorosa retrofuturista. El sonido es magnífico mezclando música que suena como en un gramófono del 1900 (Si escuchamos bien nos daremos cuenta que son canciones modernas) con excelente musica de ambientación.

Sin ninguna duda la saga BIOSHOCK elevó el alicaído stándar de los juegos de primera persona abandonando el clásico y repetitivo “apuntar y matar” agregando un argumento magistral y convincente basado en algunos juegos de supervivencia de horror (“survival horror”). Bioshock Infinite ya es un verdadero clásico digno de tener en nuestra colección.

Increíble Cosplay de Elizabeth, personaje de Bioshock Infinite.

Increíble Cosplay de Elizabeth, personaje de Bioshock Infinite.