¿Por qué están desapareciendo los discos duros?


La relación entre el minado de criptomonedas y la escasez de hardware no es nueva. Recordemos lo que sucede actualmente con las placas de video de alta gama que se usan para minar bitcoins. Sin embargo, en Asia está surgiendo un nuevo fenómeno. Se está acabando la disponibilidad de discos duros y SSD en mercados como China y Japón, y la culpa es de la nueva criptomoneda “CHIA”.

A diferencia de otras criptomonedas, cuyo minado requiere de mucho poder de procesamiento, Chia depende de la capacidad de almacenamiento, además que usar discos duros es más barato y consume mucho menos energía. Esta sería la razón de por qué hoy es casi imposible conseguir discos duros en los principales mercados asiáticos. Y lo poco que hay disponible se vende a precios exorbitantes.

Chia comenzó a negociarse el 3 de mayo, pero el aumento en la demanda de HDDs provocado por los mineros de criptomonedas ha llevado a que un grupo de “acumuladores” acapare la mayoría de las unidades de almacenamiento, elevando deliberadamente su precio.

Según reportes, hoy es prácticamente imposible en China conseguir discos duros de más de 4 TB de capacidad. Mientras que algunos modelos de la marca Seagate con 16 o 18 TB para almacenamiento aumentaron su precio más del 60% en apenas una semana.

En Japón la situación no es muy diferente. Medios locales aseguran que ya no hay oferta de modelos de más de 8 TB, con compradores haciendo pedidos de 100 unidades a la vez. Con el incremento desmedido en los pedidos, y ante la también creciente especulación de intermediarios, algunos fabricantes dejaron de enviar pedidos a distribuidores, mientras que otros optaron por retirar productos del mercado.

Con una cotización todavía desconocida, Chia ya es furor entre quienes apuestan a “ganar dinero sin producir nada”. Los fabricantes apuestan a aumentar la producción de discos duros y SSDs ante la gran elevada demanda del hardware pero la realidad es que los mineros de la nueva criptomoneda están acaparando las unidades disponibles en Asia y se teme por aumentos de precios y posible desabastecimiento en otras partes del mundo.

Previous Arrancó la copa Argentum
This is the most recent story.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *